2.3.11

mis manos se agitan como banderines de colores en carnaval

ya nada me duele y me convertí
en una piedrita preciosa
                       pero me colgaron en una feria barata y candombera
la punta de un dedo de mi mano
desde lejos y a la noche
te tantea el hombro
podría ser el cuento ese
bien de campamentos
(una vieja te toca
la espalda tres veces
si vos te das vuelta
un zás mortal en la cabeza)
y a mí esos cuentos en medio del bosque
me daban muchísimo miedo no sé a vos
retomo: te toco con un dedo la espalda
mientras vos dormís y te pido
no me lastimes más
no dejes que me olvide
que sos lindo y bueno
pero bastante tonto
como para darte vuelta y dejar
que te corte la cabeza

No hay comentarios: