17.2.11

no puedo escribir sobre el momento en que te atravesaba porque se va de todas las palabras

terminé soñando: yo tenía puesto un sombrero
era con forma de triángulo blanco
bien duro y me apretaba la cabeza
desde la punta de un pasillo larguísimo
a la luz de la llena
yo raspaba los pies contra el piso
como un toro a punto de torear
vos estabas al final
parado bien flojo
con la remera tuya que más me gusta
pero esta vez pintada sobre la piel
entonces corrí muy fuerte con la cabeza como toro
un cuerno largo y blanco de unicornio
buscaba el centro de tu corazón
iba sacando humo rosa
una traza rosa de bruma
                                                    de velocidad feroz
se forma en el pasillo
y llegué hasta vos y te atravesé de lleno
a vos te salía sangre de gelatina

No hay comentarios: