26.11.10

cuando todo era perfecto si estabas vos

y nos unía un hilo que era blanco y fuerte:


vos y yo sueltos en la cuidad
cortando el viento
pisamos las baldosas sueltas
el resto son animales
en cautiverio


te salpico con mis pasos
y vos odiás a las baldosas pero no a mí


noche de agua
dejános ser dos
gotas más que se
chocan y explotan en el
gris medio de la calle
ruedan por los surcos
y se hacen más grandes



(una cacería
ser el agua
que alimenta
tu noche)

1 comentario:

noesunacancióndeamor dijo...

que lindo.
me gustó el blog