3.10.10

ahora juntás los pedacitos del corazón del kiosquero

aburrida de rumiar la noche pensás
a veces me escapo y escondo en el cuerpo
de un elefante y esta vez es una rata
caminar por los techos oler cositas
dar un poco de asco o de miedo
un rata linda che
linda y buena para el misterio
una vez te cayó una al lado te acordás
se partió la espalda contra el suelo y quedó inmóvil
 bien quieta hasta que diste un paso
y disparó toda sana y veloz

No hay comentarios: