19.3.10

veo venir acercàndose una ola tsunàmica bien fría

cargamos la petaquita
con algún licor bien fuerte
subidos a nuestras bicis
nos sentamos al revès y así
en la calle fuimos propulsados
por el fuego que salió de las bocas en cada grito licoroso
(y nos tiró para adelante re mal)
las bicis y nosotros vamos a surfear
esas olas frescas y después
vamos a llegar hasta el fondo del invierno

No hay comentarios: