22.11.08

revé

cree que sus palabras honran a la sabiduría. sabio es el mar tal vez el Sol que no conoce más que su magnificencia.

¿Por qué subirse a un carrusel que promete jamás detenerse?
Quizá sólo me guste flotar.

quién sabe por cuántas otras figuras se rebosó mi gravedad,
quién sabe cuántas manos ya acariciaron mi alma.


¿es esto un gran engaño? ¿es esa la verdad?